Sin prisas, sin tener que vestirte... Tocan a tu puerta...  llega tu desayuno.

Sin duda, lo que más valoran nuestros clientes es poder disfrutar hasta el último momento de su estancia, y la mejor forma es que te traigan el desayuno a la cama.

Comenzar el día asi... es un placer!!

 

Pregúntanos... te contamos!

Compartir: